La obligada Coca Cola y hamburguesa en EU

Guillermo Zúñiga Martínez no sólo fue un extraordinario político, sino también un buen padre. Siempre muy cerca de Guillermo, Américo y Anilú.
Pero con sus hijos varones, el ex alcalde de Xalapa, ex titular de la SEV, ex diputado, solía disfrutar momentos muy especiales.
Por ejemplo, don Memo se llevaba a Américo y a Guillermo a ver un buen partido de béisbol en Estados Unidos.
Cuentan sus vástagos, que su padre siempre cumplía con un ritual: se compraba una Coca Cola y una hamburguesa. Lo curioso es que apenas le daba un sorbo a la bebida y medio mordisqueaba su torta americana.
Papá, ¿y por qué compras eso y no te lo acabas?, le preguntaban a veces sus descendientes. “No sé… tal vez para sentirme realmente en la Unión Americana”, respondía el recordado Profesor, no sin antes soltar una sonora carcajada.