Lacras sindicales se aglutinan en torno a AMLO

Aunque los morenistas no soportan escucharlo, en ese partido cada vez se parecen más al viejo PRI. Tanto, que atraen a lo peorcito del tricolor más añejo.

Napoleón Gómez Urrutia, el líder del sindicato minero acusado de desviar 55 millones de dólares a sus agremiados que desde finales del sexenio de Vicente Fox está prófugo, afirmó desde su exilio dorado que Andrés Manuel López Obrador podría ser una opción para la sucesión presidencial “porque el país necesita una nueva oportunidad”.

No dijo una nueva oportunidad para qué ese dirigente sindical, que es uno de los más claros exponentes del líder charro que “rifaba” en los tiempos del priismo imbatible. Pero seguro que lo dice con nostalgia del echeverrismo recalcitrante.

A ese paso, no dude que Andrés Manuel vaya a salir a defender a personajes como el recién detenido líder sindical de Tamsa, Pascual Lagunes, por ser otro “chivo expiatorio”.