Lo que otros dicen

Cuando Yunes Linares quiso encarcelar a Elba

3 mayo, 2016 8:53 am

De las traiciones políticas de Miguel Ángel Yunes Linares hay constancias públicas. Histórica es su guerra contra Elba Esther Gordillo, cuyas declaraciones mutuas involucran muchos millones de pesos como pago de favores y sacados del erario para beneficio de uno u otra. Fue el final de una relación intensificada desde el Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde ella despachaba como secretaria general y él, como director jurídico del Comité Ejecutivo Nacional de Roberto Madrazo Pintado. Ella sacó su candidatura contra viento y marea –contra el mismo Madrazo-, lo llevó a la Cámara de Diputados en 2003, lo hizo su segundo en la bancada tricolor y desde ahí lo proyectó hasta el gabinete ampliado en la administración de Vicente Fox. Y sin embargo… Vayamos a los hechos y dejemos para el final de este texto la descripción de las deslealtades deYunes Linares en voz de ella ante un testigo de calidad, el ex presidente Felipe Calderón. A la historia: Cuando hicieron públicas sus corruptelas, en julio de 2011, el veracruzano acusó a la chiapaneca de pretender “corromper” al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), cuya dirección ella le consiguió. Le pidió plazas a granel para incondicionales suyos y la entrega de 20 millones de pesos mensuales… del ISSSTE, obvio. A esto, Gordillo respondió con señalamientos curriculares de Yunes Linares: -Es un represor, pederasta y ladrón. Nada más. El expediente ofrecido por Yunes… Antes de los señalamientos públicos, Miguel Ángel Yunes Linares se sintió perseguido por su ex mentora. Entonces decidió actuar a fondo. Acudió acompañado del ex director de la Lotería Nacional (Lotenal), Francisco Yáñez, ante el entonces secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, para apostar su resto contra Elba Esther Gordillo. Palabras más, palabras menos, confirman testigos de aquella historia, les propuso detener a la Maestra con cargos de desvío de recursos públicos, enriquecimiento ilícito, uso patrimonialista del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y otros cargos. Nada nuevo: hoy están en los procesos en contra de la política chiapaneca. Él tenía toda la información y las pruebas para ponerlas a su disposición, les aseguró. Enterada, Gordillo llamó a cuentas a su antiguo protegido, Francisco Yáñez, y sacó detalles de toda la estrategia diseñada por Yunes Linares e instrumentada por ellos para quitarle su libertad. Yáñez aportó todos los elementos. Con ellos, Gordillo acudió a hablar con su amigo Felipe Calderón. Le informó del plan secreto y abundó contra Yunes Linares: -Yo lo rescaté cuando no era nadie. Lo llevé al gabinete de Vicente Fox, lo promocioné contigo como director del ISSSTE, y mira cómo actúa ahora. Elba Esther salió inmune de su visita presidencial. “Necesitas un duro en seguridad”. ¿Cómo consiguió Elba Esther Gordillo la incorporación de Miguel Ángel Yunes Linares al gabinete de seguridad? Vicente Fox advertía problemas y, en consulta con la Maestra, ella le ofreció el remedio: -Lo que necesitas, Vicente, es un hombre duro. Ahí está Yunes. Y así llegó al Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) y luego a la subsecretaría penitenciaria, para acrecentar su leyenda negra.

La suerte de Duarte y la tragedia veracruzana

3 mayo, 2016 8:51 am

Veo un par de encuestas de las próximas elecciones en Veracruz y no puedo dejar de pensar en la suerte que tiene Manlio Fabio Beltrones. Hay una posibilidad, sí, la hay, de que el PRI repita gobierno en la entidad. El PRI de Javier Duarte, el señalado por la Auditoría Superior de la Federación por desaparecer millones, el de los aviones con efectivo, el de la manipulación de la justicia en el caso de Los Porkys, el de los frutsis y los gansitos, el de los desaparecidos a manos de sus policías… sí, ese PRI de Duarte tiene una oportunidad de volver a ganar la elección. En el PRI deben estar que no se la creen. Si un estado daban por perdido hasta hace poco, era el Veracruz de Duarte. No solo eso, los escándalos del gobernador convertidos en notas nacionales comenzaban a afectar estados vecinos. ¿Cómo es que el candidato de Duarte, Héctor Yunes, ha cerrado la ventaja que le llevaba Miguel Ángel Yunes? Pues que si Duarte tiene una larguísima cola para que le pisen, nos hemos ido enterando de que la del candidato de la coalición PAN-PRD no es corta. El hijo multimillonario, las varias y grandotas propiedades, el demasiado dinero para una vida en el servicio público, hasta un Sushi itto en Puebla, pues. Algo debe estar muy mal en la oposición veracruzana que no pudieron encontrar un candidato que fuera exactamente lo contrario a Duarte y no uno con el que compite en escándalos. Cómo estarán las cosas que hasta el candidato de Duarte, el otro Yunes, se atrevió hace unos días a declarar: “Voy a meter a la cárcel a funcionarios corruptos y voy a impedir que sean funcionarios de gobierno y les voy a quitar hasta el último peso que se robaron y ese dinero va a ser para la educación de sus hijos, no queremos corruptos en Veracruz, nos da vergüenza que nos hagan ese señalamiento, voy a limpiar al estado y porque sé cómo hacerlo”. Solo le falta poner nombre propio, el de su protector y amigo. Cuando el candidato de Javier Duarte puede hablar de corrupción en su campaña algo muy mal hicieron en la oposición. Si pierden, Anaya y Basave deberían entregar sus renuncias y pedir perdón a los veracruzanos. Nunca la habían tenido tan sencilla. Ni la tendrán. Manlio sonríe.

Detallan las “traiciones” de Yunes Linares

3 mayo, 2016 8:49 am

Miguel Ángel Yunes Linares es señalado como artífice de “una traición” a la candidata presidencial en 2012, Josefina Vázquez Mota, al ex presidente Felipe Calderón y al partido que ahora lo promueve como candidato a gobernador de Veracruz: el PAN. De acuerdo con distintos actores políticos que vivieron esos procesos de negociación, Yunes Linares pactó con el gobernador Javier Duarte para dejar de apoyar a Josefina Vázquez Mota, con lo que el PAN no repitió en la Presidencia de la República por tercera ocasión, a cambio de recibir para su hijo, Fernando Yunes, el respaldo del gobierno estatal para que llegara a la senaduría, la cual hoy ostenta. Entre las voces también se señala que Yunes Linares traicionó al ex presidente Felipe Calderón, al boicotear que su esposa, Margarita Zavala, llegara a la Cámara de Diputados. Alejandro Pipo Vázquez Cuevas, candidato del PES al gobierno de Veracruz, aseguró que Yunes Linares firmó el pacto con el gobernador Javier Duarte de Ochoa para traicionar a la ex candidata presidencial del PAN en 2012 y evitar que el blanquiazul ganara por tercera vez la Presidencia de la República. En entrevista con EL UNIVERSAL, Pipo Vázquez, quien militó en este instituto político por 31 años, dijo que el acuerdo se tomó en la mansión del panista en la zona conocida como el Estero en Alvarado, Veracruz, el 3 de abril de 2012. Informó que en aquella ocasión se habló de que todo acabó en una “fiesta de amigos con varios tragos”. El ahora candidato a la gubernatura mencionó que la intención de este pacto de Yunes Linares, en primera instancia, era bloquear su llegada y la de Julen Rementería al Senado de República, y que el único ganador de esa elección fuera su hijo y hoy legislador, Fernando Yunes Márquez, para después evitar el triunfo del PAN en 2012. Pipo Vázquez dijo que el “bloqueo” permitiría también que ni él ni Rementería pudieran destacar en la escena política ni le hicieran sombra a Yunes Linares en esta campaña. De acuerdo con el ex panista, el acuerdo implicaba todo el apoyo del gobierno de Javier Duarte para financiar la campaña de Yunes Márquez y “abrirle los medios del estado”. “Fue en varios encuentros. [Javier] Duarte y Miguel Ángel [Yunes], en abril de 2011 y hasta abril de 2012 tuvieron varios encuentros, y cuando se pactó todo lo de Josefina [Vázquez Mota] fue el 3 de abril, cuando ya eran grandes cuates, ya me habían hecho a un lado a mí en la complicidad Yunes-Duarte y ahora lo que les interesaba era la elección presidencial y esa se consumó el 3 de abril en la casa de Miguel Ángel Yunes en el Estero, en su mansión”, detalló Pipo Vázquez. Este diario pidió una postura al equipo de Miguel Ángel Yunes Linares y recordaron al respecto que Josefina Vázquez Mota ganó Veracruz en 2012, uno de los pocos estados importantes en los que logró el triunfo la ex candidata panista, quien se apoyó en aquel momento del liderazgo de Yunes Linares. El enlace. Pipo Vázquez dijo que en octubre de 2011 fue cuando se abrió el proceso interno, y cuando él llevaba todas las encuestas a su favor, el hijo de Yunes Linares, Fernando, era diputado local de Veracruz y entabló una buena relación con su homólogo del PRI, Jorge Carvallo Delfín. “Y ahí se generó la relación que llevó a que, a través de Fernando [Yunes], se convenció a su padre de encontrarse con Duarte y cambiar todo el discurso beligerante contra la administración del actual gobernador de Veracruz y Carballo hizo lo propio convenciendo a Javier Duarte de que se tenía que acercar con Miguel Ángel [Yunes] en octubre de 2011. A partir de esa fecha se empezaron a realizar distintas reuniones con el fin de evitar que yo llegara al Senado”, relató. Una vez que lo dejaron fuera, la relación Yunes-Duarte se volvió más estrecha y cercana y se pactó, según la versión de Pipo, el que Josefina Vázquez Mota no lograra ganar en Veracruz porque tenía una gran cantidad de votos en las encuestas sobre Enrique Peña Nieto y acabaron por empatar la elección. “Sí gana finalmente Josefina, pero con muy poquitos votos y no por el margen que tenía, y esto se pactó a través de correos electrónicos entre Miguel Ángel Yunes, un representante de él, y Gina Domínguez, representante del gobierno de Veracruz en la Dirección de Comunicación, quienes se enlazaron para que se cumpliera el acuerdo que Duarte y Miguel habían hecho, después de lo mío, el 3 de abril, para impactar en la campaña de Josefina Vázquez Mota, y traicionar al PAN para lograr que solamente su hijo llegara al Senado”, detalló. “Se tiene información de que la campaña [de Fernando Yunes] fue financiada desde el dinero del gobierno de Veracruz y de que le fueron abiertos todos los medios de comunicación, impulsados desde la dirección que encabezaba Gina Domínguez. Es una información muy consolidada”, destacó el candidato del PES. Pipo Vázquez describió que siempre hubo una distancia entre Yunes Linares y Duarte, pero vino una reconciliación que le da vida a este pacto y se hicieron amigos para pactar la traición y “vino un silencio total de ocho o nueve meses de Miguel a Duarte, después vino el discurso polarizante y con esto se demostró que fue para generar confusión porque en el fondo han pactado, han tenido acuerdos, han sido amigos, se han echado sus buenos tragos de whisky juntos, han convivido y ya después la relación se volvió tirante, pero hay que dudar de ello”, afirmó. Incluso, dijo que Yunes Linares pierde toda credibilidad al decir que va a meter a la cárcel a Duarte, siendo que “le debe al gobernador que su hijo sea senador”. También tiene conocimiento que varios amigos ayudaron a otros encuentros confidenciales en la Ciudad de México, Veracruz, Xalapa y “la más específica y de la que tengo toda la absoluta certeza es de la del 3 de abril [de 2012]”. Al preguntarle si a Josefina Vázquez Mota le contó esta situación, respondió: “Sí, en su momento hubo acercamientos, pero ella tenía que atender con prioridad lo que necesitaba, yo no me enteré de una forma tan temprana, sino ya casi en la elección y no solamente yo, sino mucha gente del PAN le estuvo llamando a Josefina, pero no nos pudo atender seguramente por cómo se volvieron las agendas de los candidatos en una elección presidencial”, explicó Vázquez Cuevas. Traición a FCH. La hoy candidata del PT al gobierno veracruzano, Alba Leonila Méndez, también militante del PAN durante 17 años, dijo que el acuerdo entre Yunes Linares y Duarte no es nuevo, y se supo al interior del partido. Yunes Linares, dijo la abanderada, no sólo traicionó a la ex candidata a la Presidencia de la República, también lo hizo con el ex presidente Felipe Calderón, quien lo sacó del exilio político para colocarlo en la dirección del ISSSTE. “Miguel Ángel [Yunes] es un ingrato, después de que Felipe Calderón lo sacó del exilio político en 2006, lo traicionó al operar al interior del PAN para que Margarita Zavala no obtuviera la diputación plurinominal en 2015. Fue un agravio, fue una rudeza innecesaria y eso es un tema bien conocido en Acción Nacional”, aseguró. Señaló que posiblemente muchos panistas no lo sepan, pero ella dejó al albiazul por culpa de Miguel Ángel Yunes Linares, porque simplemente no comparte su ambición de poder político, ni se prestó para ser cómplice de su interés inmenso de generar riqueza para su familia. Mencionó que Yunes Linares no es panista y nunca ha comulgado con la doctrina del PAN, “es un priísta disfrazado, y de los peores, de allá lo corrieron por corrupto, imagínense, secuestró al PAN por su sed de venganza contra los priístas que lo botaron”. Sobre el tema, el candidato de la alianza para Mejorar Veracruz, el priísta Héctor Yunes Landa, dijo que en su momento escuchó del pacto entre el panista y Duarte. Lo que sí aseguró es que hubo muchos encuentros entre ambos al principio de su gobierno. Dijo que hasta habría habido un apoyo “oficial” para los senadores del PAN, lo que le complicó mucho que ganara la elección para llegar al Senado de la República, pues alcanzó una ventaja de apenas 1.52%. “Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes se reunieron varias veces al principio de este gobierno. Era una relación muy estrecha, muy cercana, en la cual sé que tuvieron varios acuerdos. “Además, de acuerdo con empresarios de medios, había un apoyo importante del área oficial, por llamarle de esta manera, en favor de los candidatos a senadores del PAN, el cual me ponía en una seria desventaja”, comentó el priísta. Independiente. En tanto, Juan Bueno Torio, también abanderado independiente al gobierno de Veracruz y durante muchos años panista, aseguró que a él no le consta que se haya dado este pacto, incluso refutó esta versión, al explicar que Josefina Vázquez Mota ganó en la votación de 2012 en Veracruz al entonces abanderado del PRI, Enrique Peña Nieto.

Los luchadores contra la corrupción

2 mayo, 2016 10:41 am

El viernes daban ternura los senadores del PRD con una cartulina entre las manos que exigía alto a la corrupción. ¿Y por qué no empiezan por casa? Su candidato al gobierno de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, tiene propiedades documentadas por 500 millones de pesos, y sólo ha trabajado en el servicio público. ¿Qué tal? Durante la semana, Ciro Gómez Leyva –el líder de la radio en las mañanas– dio a conocer que recibió un documento con las propiedades de Yunes y sus familiares cercanos, que rebasan cualquier cálculo de imaginación. Cómo es posible que el servidor público Miguel Ángel Yunes Linares tenga ranchos, casas en Veracruz, casas en Las Lomas, en Polanco, departamentos en el corazón de Manhattan, y negocie con uno de sus hijos la friolera de 400 millones de dólares en inversiones inmobiliarias en Houston. Ese es el candidato de los que sostenían la pancarta con la exigencia de “alto a la corrupción”. Demasiado cinismo. Mucha caradura. Yunes Linares va arriba en las encuestas para la gubernatura en Veracruz, pues cuenta con el pésimo gobierno de Javier Duarte en ese estado, al que hemos dedicado varias columnas. Pero no se puede hablar de una alternancia sana cuando se quita a un malo para poner uno peor. La fortuna de Miguel Ángel Yunes, que no ha desmentido, contrasta con el impulso a la lucha anticorrupción que dicen dar PAN y PRD en el Senado. ¿Quieren limpieza? Excelente. Se los aplaudimos. Pero empiecen por casa para creerles. Que nos digan de dónde salieron, por ejemplo, en el estado de Veracruz, la casa en el Club de Golf Villarrica, en Alvarado. En Boca del Río, la casa en el fraccionamiento Costa de Oro. La residencia a orillas del Estero, fraccionamiento Rivera del Río, en Alvarado, valuada en 35 millones de pesos. Más la casa en Serranía 42, en Coatepec. El Yate Ulúa. El rancho La Fermina. O los que tiene en la zona cara de la Ciudad de México. Y cito a Ciro: Cinco departamentos en Horacio 1119, que incluyen dos penthouse, más inmuebles en Platón 433, Cicerón 708, Calderón de la Barca 127, Hegel 315. Y no sigamos porque nos vamos y a Nueva York. ¿No es demasiado? Miguel Ángel Yunes es el que acusa de corruptos a sus adversarios en Veracruz, especialmente al gobernador. Pero el gobernador no va a competir en la elección, se va, y gane quien gane su futuro es negro. Con esa inmensa riqueza, a nombre suyo y de sus familiares cercanos, ¿qué le puede ofrecer a los veracruzanos, cuando ni siquiera ha dado una respuesta a los documentadísimos señalamientos en su contra? Es extraño, por no decir incomprensible, que Acción Nacional haya volcado sus esfuerzos en llevar a Yunes Linares como candidato al gobierno de Veracruz, en alianza con el PRD, si conocía sus antecedentes. El PAN tenía para llevar de candidato a Juan Bueno Torio, y prefirió que se fuera del partido con tal de hacer candidato a Yunes Linares. ¿Por qué? Y el PRD, ¿a cambio de qué lo hizo su candidato? Con esas mismas manos que alzaron el brazo de Miguel Ángel Yunes en Veracruz, los perredistas levantaron pancartas, el viernes, para exigir “alto a la corrupción”.

Las semanas del estiércol

2 mayo, 2016 9:37 am

Quedan poco más de cuatro semanas para las elecciones. Serán las semanas del estiércol que volará por los aires mañana, tarde y noche… Por múltiples lados han salido las propiedades del candidato panista en Veracruz, Miguel Ángel Yunes. Su caso ha llegado incluso a la televisión —quien piense que la televisión ya no importa, está absolutamente perdido—. Departamentos por todos lados. A la pregunta de las propiedades el candidato contesta que en Veracruz no hay medicinas. Hay que recordar que hace apenas unas semanas el panista encabezaba holgadamente las encuestas, ahora va empatado… Total que acaban de empezar las semanas del estiércol. A ver de qué nos enteramos.”

El refuerzo de Héctor

26 abril, 2016 2:28 pm

“En Veracruz el candidato de PRI-PVEM, Héctor Yunes, recibió refuerzos del presidente de su partido, Manlio Fabio Beltrones, en un acto masivo en Boca del Río, a unas horas del debate en que se dio de todo con el aspirante del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes, a quien, por cierto, le siguen colgando propiedades.”

Miguel Ángel Yunes está perdido…

26 abril, 2016 2:08 pm

El candidato del PAN-PRD al gobierno de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, podrá argumentar que hay una guerra sucia en su contra financiada por el gobernador Javier Duarte y orquestada por el líder priísta Manlio Fabio Beltrones. Podrá vociferar que Televisa cobró 400 millones de pesos para calumniarlo. Acusarnos a periodistas y medios de indecencia y media. Está en su derecho y está en campaña. Pero difícilmente podrá revertir tanta información sobre su riqueza. Quizá el desprestigio de Duarte y la atomización del voto le alcancen para sobrevivir el 5 de junio. Pero de que ha quedado cubierto por un manto de oprobio, tengo pocas dudas. Dirá que son mentiras. El problema para él es que hay demasiadas pruebas en la mesa para taparlas con el lenguaje de la victimización. Como en cada campaña, he recibido expedientes de varios candidatos en varios estados. Ni siquiera había revisado el de Yunes, pues un día sí y otro también aparece una nota sobre su fortuna. Le eché un ojo el fin de semana y luego lo vi en el debate del domingo empleando a la primera de cambio las palabras “corrupto” y “corrupción” para masacrar al gobernador Duarte y al PRI. La mayoría de la información en “mi expediente” sobre sus propiedades y de sus hijos había sido publicada: el condominio en Alvarado, las casas en Serranía 42, Coatepec, Polanco, las bodegas, los terrenos, los locales comerciales, el departamento en Brickell, el Yate Ulúa, el rancho La Fermina, por no hablar de los dos departamentos en el corazón de Manhattan. Sin embargo, la lista de propiedades de la familia no tiene fin. Al menos en “mi expediente”, a las cuatro conocidas en Polanco (Platón 433, Cicerón 708, Horacio 1110 y Calderón de la Barca 27), se suman:

El departamento B-104 en Hegel 315. Cinco departamentos en Horacio 1119: el 202, el PH-01, el PH-02, el GH-01 y el GH-02. La ficha de cada propiedad contiene precio, características del inmueble, copia de la escritura pública, folio real. Por ejemplo, la de Hegel, de 198 metros cuadrados, la compró Omar Yunes en 5 millones de pesos el 8 de marzo de 2007, escritura pública 68,808, folio real 1210006. El precio de venta hoy ronda los 15 millones de pesos. Está el Pent House 2 de Horacio 1119: 361 metros cuadrados, comprado en 12 millones 650 mil pesos el 27 de mayo de 2015. El Pent House 2 forma parte del régimen de propiedad en condominio de Omar Yunes Márquez, Miguel Nahim Dagdug Kalife y Alejandra Claudia Elizondo Garza. Y hay más. No está en mi interés ir a cotejar las propiedades. Simplemente dejo una pregunta: ¿todo es falso, todo es una campaña sucia? Por eso creo que, independientemente de lo que pase el 5 de junio, Miguel Ángel Yunes está perdido. MENOS DE 140. Entre priístas jarochos, para animarse: no votes por Miguel Ángel Yunes, se va a llevar lo poco que dejó el otro.

Caso Narvarte, sacan el cobre

22 abril, 2016 9:02 am

“Los abogados de Rubén Espinosa, que no son los defensores de todas las víctimas del caso Narvarte como presumen, festejaron ayer que les habían otorgado un amparo para que la Procuraduría de Justicia Capitalina reabra el asunto. Pero resulta que el susodicho amparo dice, textual, en la página 13: ‘Deje sin efectos el acuerdo del 28 de septiembre 2016, dictado en la averiguación previa…’, fecha que aún no llega, por lo que tendrán que esperar sentados más de cuatro meses. Quienes siguen este penoso asunto comentan que, al parecer, lo que buscan las hermanas de la persona agraviada es una compensación económica o beneficiarse del Fondo de Víctimas que tiene la PGJ. ¿Usted cree en tanta perversidad?”.

Los escándalos electorales de Veracruz…

21 abril, 2016 9:21 am

No cabe duda, de las 12 gubernaturas que se disputan este próximo 5 de junio, las que más interesan a las dirigencias nacionales del PRI y el PAN son Oaxaca, Puebla y Veracruz. De estas tres, la “joya de la corona” es la tierra donde gobierna Javier Duarte, la que cuenta con el tercer padrón más grande de la República Mexicana, la que nunca ha vivido la alternancia, la que obsesiona al blanquiazul, la que pone en juego los orgullos de Manlio Fabio Beltrones, Ricardo Anaya y Agustín Basave. Veracruz “pintaba” para ser la “madre de todas las batallas” de los próximos comicios, prometía ofrecer por ello, los mayores escándalos de corte nacional, e incluso, internacional. Sin exagerar, en Veracruz siempre parece que se elige a un Presidente más que a un Gobernador. Veracruz cumplió la expectativa y es la tierra más caliente de esta elección. Y cómo no sería Veracruz “terreno comanche” si dos primos hermanos se disputan la gubernatura; si uno de ellos tiene su mayor adversario en la imagen del Gobernador actual de su partido; si al otro le aparecen propiedades multimillonarias en diversas partes del mundo, y si para colmo, cada semana brota un nuevo desaparecido, amenazado, atemorizado, o bien, caso de impunidad. Héctor Yunes Landa, candidato de la alianza que encabeza el PRI, siempre quiso la oportunidad de ser Gobernador, le tocó la peor época, la de más descrédito de su partido en el estado, la de mayor cuesta arriba, y aún así, ha logrado prácticamente el empate técnico con el bloque opositor del PAN-PRD. Miguel Yunes Linares, ex Secretario de Gobierno priísta, abanderado de Anaya y Basave para lograr la anhelada alternancia en Veracruz, siempre ha querido también gobernar el estado, tiene quizá su mejor oportunidad de lograrlo, pero la peor época para esconder su presunta gran fortuna y negocios dudosos, cuando entre medios de comunicación y redes sociales, todo se conoce en un “tris”. Al respecto, puedo asegurarle, con estadística en mano y ejemplos que se repiten en todos los procesos electorales: invariablemente, en cada elección, sobre todo en las de Gobernador y Presidente de la República, se presentan cuando menos 3 fuertes rumores y 2 grandes escándalos que involucran la integridad moral de alguno de los candidatos, (o de personalidades relevantes en la política de la zona). Paralelamente, cada fuerte rumor suele restarle, en promedio, de 3 a 4 puntos porcentuales al candidato aludido, y no necesariamente se los traspasa al opositor más cercano, sino que se reparten entre los minoritarios, o bien, se convierten en abstención. En Veracruz se pronostican, dado su política “violenta”, de 8 a 10 rumores repartidos entre los candidatos, ventilándose de inicio a través de las redes sociales, y cuando menos, dos de ellos muy escandalosos, traumáticamente llamativos, influyendo de manera directa en la intención del voto. Veracruz vive con “singular alegría” esta realidad cuando no se ha llegado ni a la mitad de la campaña. Los Panamá Papers, así como el audio ventilado en Univisión de una presunta negociación para comprar un millonario departamento en Manhattan, han inclinado, para desgracia de Yunes Linares, la balanza de los escándalos hacia su lado. Falta mucho tiempo aún. Vendrán más rumores y escándalos. ¿Será que la balanza se equilibre? Veracruz es terreno fértil para el alboroto, más en tiempo electoral. Esperemos unos días.

¿Y Yunes, don Luis Felipe?….

21 abril, 2016 9:19 am

La frase de Turbay, ex presidente colombiano, es tan digna de mérito que andando los años su espíritu moldeó las medidas anticorrupción de China, donde solo serán corruptos y evitarán la pena de muerte los funcionarios que no reciban sobornos superiores a los 463 mil dólares… ¡Soberbio!, ¿verdad..? Como para ponerse en contacto con el zar anticorrupción y pedirle sus buenos consejos sobre cómo castigar a los panistas que anden en esos rollos, ¿verdad don Luis Felipe? Recuerdo que cuando este muchacho, Ricardo Anaya lo erigió zar panista, usted dijo que tan pronto como se formalizara el nombramiento comenzaría de inmediato a “pescar peces gordos”, como años atrás prometió su correligionario Francisco Barrio, pero no le salió… Sí, sí, él tuvo tres años de oportunidad para hacerlo y usted apenas lleva algunos meses. Sí, sí, don Luis Felipe, pero los peces gordos a que se refería Barrio andaban como a 200 metros de profundidad y usted los tiene ahí cerquita, como en pecera, de forma que con esas redecitas que venden en las tiendas de mascotas los puede sacar. Este muchacho Anaya depositó en sus manos una gran responsabilidad hacia el partido y no creo que haya habido de su parte más que alguna ingenuidad, en su caso. ¿No le ha preguntado cómo va? A menos de que su acuerdo haya sido muy bien fundamentado por si hay riesgos de tsunami en la pecera porque los pecesotes tamaño tiburón se enojen y se pongan a grillar contra usted… Por lo pronto, asuntos de partido tipo Acción Nacional yo creo que lo son de dignidad, de compromisos con la historia que es preciso cuidar mucho y muy bien. Siempre el PAN tuvo un honor que defender, hasta que comenzó a necesitar candidatos donde nunca el electorado los había requerido, como Veracruz, donde supongo que la demanda generó muchas presiones y como no tenían correligionario adecuado, se pusieron a buscar y se encontraron con esa joya maravillosa que se llama ¡Migueeel Áaangel Yunes Linares!, alias La Joyita, como le pusieron sus cuates de la pandilla, y así se le quedó; y se la creyó tan bien que se dedicó a sus relaciones públicas de manera que cuando ya ni en el PRI lo soportaban, apareció la redecita que entonces si tenía alguien del partido y lo sacaron del charco donde ya andaba boqueando feo y lo vaciaron en la pecera panista… Y le dieron la oportunidad. Bueno, le han dado muchas, pero creo que ninguna como la de demostrar que su calidad de peor supera con creces a la de Duarte de Ochoa… Ya en serio, don Luis Felipe, Veracruz no merece que hasta el PAN lo suma más en el pantano donde tanto priista lo tiene; y el PAN tampoco merece que alguien con esa fama pútrida que con tanto orgullo exhibe, vaya a terminar de pintar la obra. Imagine los tonos cafés que abundarán en ese lienzo y recuerde, Luis Felipe, queremos ver una flor de su jardín…

“AMLO, paladín de Duarte”

14 abril, 2016 9:07 am

“Salinas orquesta campaña contra Duarte para favorecer a Yunes: AMLO”. La nota es de ayer. Y el encabezado que cito aquí no es de ninguno de los medios a los que los pejistas acusan de ser voceros de la “mafia en el poder”. La nota y el titular son de la revista Proceso. Cosa tremenda que López Obrador se haya convertido ahora en el defensor del gobernador de Veracruz. Para atacar al candidato que puede ganarle al PRI. Y metiendo en la ecuación a su villano favorito: Salinas (qué aburrido que no encuentre nuevos villanos). Pero esto no es más que la evidencia de algo que he denunciado desde hace tiempo aquí: que Morena sabe para quién trabaja. Y sucede lo mismo cada que lo hago: hordas de seguidores de El Peje me escriben en redes sociales con el único argumento que conocen (el insulto y la agresión). Se entiende, porque mentar madres no requiere esfuerzo intelectual, el “facilismo” y el “populismo” de opinión son una y la misma cosa. Y vaya dilema al que su Mesías los ha llevado. Las voces que lo siguen y que se dicen de “izquierda” han señalado una constante que otros, desde una más sustentada trinchera, también hemos evidenciado: la impunidad que se respira en el aire veracruzano. De Javier Duarte ya hemos escrito. La pregunta es: ¿qué están haciendo hoy los pejistas después de escuchar la defensa de AMLO en favor de Duarte? Se sabe del desacuerdo entre el gobernador de Veracruz y las cabezas priistas encargadas de la elección de candidatos. Cuando supimos que sería Héctor Yunesel abanderado tricolor, el duartismo no quedó contento. Las diferencias entre losYunes y Duarte son conocidas. Y el enemigo de mi enemigo es mi amigo, dice el refrán. Ya por ahí AMLO nos dio muestra de ello pactando con la CNTE en Oaxaca. Hace un par de días, AMLO dijo que su villano por default, Carlos Salinas, estaba detrás de una campaña de desprestigio en contra de Duarte para favorecer no al priista Héctor Yunes (para el que trabaja Arturo López Obrador, hermano de El Peje), sino al candidato del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes. Así que usted, querido lector, según la lógica pejista, todo lo que ha leído sobre las tragedias que se viven en Veracruz no es más que un invento del expresidente Salinas para hacer quedar mal a Duarte. Pobrecito: también es víctima de un compló, según AMLO, eterna víctima de mil y un complós. Palabra de Peje: “Mi instinto me dice que Salinas se quiere apoderar de Veracruz a través de Yunes Linares”, declaró. Vaya defensa al gobernador indefendible. Pero ni así alcanzan sus fanatizados seguidores a ver que el juego de El Peje es el juego del poder: no importa con quién haya que aliarse. Eso que él tanto critica desde hace años en el discurso, es lo mismo que practica sin pudor alguno. “Es un tema que pensaba que era nada más del PRI. El candidato del PRI defiende a Duarte, pero si alguien más lo quiere defender…”, fue lo que me dijo ayer Miguel Ángel Yunes en entrevista en Reporte 98.5. Y es que a todos nos sorprende la impudicia con la que El Peje sale a la defensa del gobernador. Hace unas semanas escribí de cuando AMLO llamó “traidor” a su hermano Arturo, pues éste había dicho que Héctor Yunes, el candidato del PRI, “era la persona más preparada para gobernar”. Hoy aquel parece un mero pleito orquestado para hacerle el trabajo sucio a Duarte, porque lo que Morena le logre sustraer a la alianza PAN-PRD será, al final, para favorecer al PRI. Vaya dilema al que AMLO arrastra a quienes también a él lo defienden ciegamente, pero que han expresado su malestar contra Duarte, ¿o por arte de magia también creen ahora que Salinas está detrás del desprestigio que el todavía gobernador veracruzano se ha ganado con creces? ¿Todo es un invento de la “mafia en el poder”? ¿Hasta la impunidad que se respira en Veracruz? Morena sabe para quién trabaja, y no les importa ir de la mano con quienes hasta hace unos meses eran sus archienemigos… primero el poder.

“PRI podría perder Veracruz”

14 abril, 2016 8:48 am

“Ayer apuntaba aquí la inocuidad de las campañas para gobernador en 12 estados del país, que han pasado en la indiferencia nacional carentes de interés y de noticias. Y eso a pesar de que, le contaba ayer, esos procesos abarcan 35 por ciento del padrón electoral, 28 millones de votantes, que se dispara si se considera el proceso constitucionalista de la Ciudad de México, que añadiría un 9 por ciento más para alcanzar los 35.2 millones. Estamos hablando del mayor proceso para elegir gobernadores de que haya registro, en cuanto a número de entidades, 12, y de electores, 28 millones del total de los 80 millones registrados en ese padrón, y ni así ha despertado ese interés generalizado… La atención, en todo caso, está en el impacto que tendría el resultado del 5 de junio, dentro de 52 días, en la presidencial en julio de 2018, dentro de 27 meses. Y me refiero a que hoy el PRI gobierna la principal reserva de votos, el Estado de México, pero no la segunda, la Ciudad de México, donde, al igual que el PAN, nunca ha tenido presencia. Los ocho estados con el mayor número de votos son, en este orden: México, Ciudad de México, Veracruz, Nuevo León, Jalisco, Guanajuato, Puebla y Oaxaca, de los que el PRI gobierna en tres, México, Veracruz y Jalisco, los otros cinco están en manos de la oposición. Y si lo derrotan en Veracruz se quedaría solo con dos, Estado de México y Jalisco, por lo que busca recuperar Oaxaca y Puebla, para emparejar esa eventual pérdida. Pero esos son cálculos que se hacen en ausencia de noticias de las campañas, que parecen rehenes del temor o los timoratos, no me hablen de madurez. Aunque siempre hay tiempo, cada día menos, pero siempre hay”.

Los Yunes y su riqueza

5 abril, 2016 10:52 am

“La construcción de largos túneles para liberar a sus capitales del encarcelamiento fiscal mexicano (las alcantarillas de los chapos de cuello blanco) involucra de distinta manera a políticos y empresarios. Por ejemplo, al actual candidato panista a gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, de constante aparición en señalamientos respecto a una gran acumulación de riqueza, cuyo hijo Omar ha sido mencionado en trámites con la quemante firma de abogados panameños ahora tan negativamente famosa (otros hijos de este Yunes panista son, respectivamente, senador y presidente municipal de Boca del Río, en ese Veracruz donde este mismo grupo familiar blanquiazul había denunciado múltiples propiedades ostentosas del impresentable priísta Javier Duarte de Ochoa).”

“Duarte, el pesado fardo”

30 marzo, 2016 9:13 am

Todos lo han solicitado, pero al parecer no se escucha, por alguna razón inexplicable, Javier Duarte sigue al frente del gobierno de Veracruz, con los costos que esto implica para la elección de este año. Al tricolor le costó buscar al contendiente que pudiera darle la batalla a Miguel Ángel Yunes, ya que será una gubernatura de sólo dos años y tuvo que utilizar su mejor carta para un período tan corto, es por ello que el presidente Enrique Peña le pidió a Héctor Yunes Landa que fuera el candidato. El PRI y el gobierno federal están conscientes que el gobernador pesa demasiado en contra de la campaña priista, es el mandatario más impopular del país de acuerdo a las encuestas, tiene una calificación de 21.9, o sea, absolutamente reprobado. Pero además, es alguien que no está muy consciente de sus acciones y por lo tanto es difícil de controlar; algunos priistas del estado comentan que Javier Duarte se pregunta ¿cómo es que le chiflan y lo critican, si ha hecho todo por los veracruzanos? Así, después de todas las críticas públicas que le ha hecho Héctor Yunes, el gobernador se presentó en la toma de protesta del candidato. Muchos no lo podían creer, el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, cuando vio en la logística que sentarían a Duarte junto al candidato Yunes Landa cambió de inmediato los lugares y se sentó a su lado. Y con un conocimiento pleno de su falta de tacto, Beltrones Rivera organizó que cuando le tocara hablar en el evento, se sentara junto a Yunes Landa el líder de los senadores, Emilio Gamboa, porque Duarte era capaz de buscar la foto con el candidato. Priistas destacados han pedido al presidente que se busque una salida a Javier Duarte para que deje de gobernar el estado, panistas y perredistas han solicitado juicio político, pero a punto de empezar las campañas, el gobernador de Veracruz se mantiene al frente de la entidad sin importar los costos. Pero a estas alturas la pregunta al interior del PRI es: ¿si todavía vale la pena que deje el gobierno? Y en caso de que así sea, ¿cuál sería la salida? Porque es imposible darle una cartera en el gobierno federal, o mandarlo de cónsul, porque dirían que lo están premiando. Han pasado los meses y el PRI tiene que utilizar sus mejores estrategias para que el terrible peso de Duarte no les impacte en la entidad, que es el tercer padrón electoral a nivel nacional.”

Impunidad y Juicio Político en la entidad

23 marzo, 2016 9:11 am

“Otra cara de la impunidad en Veracruz –que se suma a la que gozan el Partido Revolucionario Institucional y sus aliados al desechar la iniciativa de juicio a político en contra del gobernador Javier Duarte– es la que vive la familia de Javier Arturo Fernández Torres, quien hizo circular en Internet una carta en la que exige a la Fiscalía General del Estado que se proceda penalmente contra los júniors Enrique Capitaine (hijo del ex alcalde de Nautla Felipe Capitaine), Jorge Cotaita Cabrales y los hermanos Gerardo Rodríguez Acosta y Diego Cruz Alonso, hijos de empresarios, quienes en enero de 2015 abusaron de la hija de Fernández Torres. Los llamados Porky’s jarochos –en alusión a otra pandilla de vástagos de políticos y empresarios xalapeños que terminaron asesinando a golpes al joven Manlio Humberto Palomeque Ruiz hace ocho años– subieron por la fuerza a la joven a un Mercedes Benz para violentarla sexualmente en un domicilio de una exclusiva zona de Boca del Río. Desde entonces, la familia vive una penosa situación que la ha afectado de muchas maneras y mantiene en terapia sicológica a la joven atacada. Pese a que la fiscalía cuenta con un expediente abierto y pruebas y elementos suficientes para actuar, Fernández Torres no cree en la impartición de justicia a la veracruzana. Los Porky’s admitieron su culpa en un video que circula en redes. El padre de la agraviada buscó hablar con los progenitores de los delincuentes para que repararan el daño sicológico y personal. Lo único que obtuvo fue una campaña de desprestigio en redes sociales, ante lo cual se vio obligado a proceder legalmente. Como ya es costumbre en el estado donde no pasa nada, la fiscalía expresa su intención de hacer justicia, pero a pesar de la confesión de los pandilleros, el fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras, consideró que el asunto se ha complicado porque se mediatizó y ello ha originado una presión adicional a la institución.” .