México solicitará a España la extradición de Nava Soria, cómplice de Duarte, informa Luis Videgaray

El canciller Luis Videgaray confirmó este jueves en España que el gobierno solicitará la extradición de Javier Nava Soria, colaborador de Javier Duarte detenido en las proximidades de la ciudad española de Barcelona.

“Conforme a los tratados de colaboración entre España y México, se solicitará la extradición”, dijo Videgaray a la salida de una reunión de la Comisión binacional España-México en Madrid. El canciller recordó que corresponde a la Procuraduría General de la República solicitar el traslado de Nava, y que la Secretaría de Relaciones Exteriores la tramitará con las autoridades españolas. Videgaray aseguró que las autoridades mexicanas “aún están en plazo” para solicitar la extradición, haciendo referencia a los 45 días habilitados para el trámite.

La Policía Nacional de España explicó este jueves que Nava había sido detenido la mañana del miércoles en un hotel de la localidad catalana de Cabrils, y definió al colaborador del exgobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa como “uno de los prófugos de mayor interés para la justicia de México”.

Nava se encuentra a disposición judicial en España. Sobre él pesaba una Orden Internacional de Detención de la Interpol por delitos de “delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita”, por los que la policía española asegura que podría ser condenado en México a unos 20 años de prisión.

“A Nava Soria se le acusa de desviar presuntamente elevadas cantidades de dinero público mexicano destinados a educación y salud entre los años 2012 a 2015, siendo uno de los colaboradores personales de Javier Duarte, arrestado recientemente en Guatemala”, amplía la Policía Nacional en referencia al arresto del exgobernador el 15 de abril.

Agentes de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR se desplazaron a España para participar durante varias semanas en la investigación y la detención de Nava junto con policías españoles del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales. La investigación se desarrolló por varias provincias españolas hasta localizar al detenido en un hotel cerca de Barcelona.

Nava Soria está en la lista de quienes habrían colaborado con Duarte como accionistas, contadores o representantes legales para desviar recursos públicos e invertirlos mediante firmas fantasma. Según la PGR, el arrestado participó en diversas operaciones con recursos de procedencia ilícita, elaborando contratos a empresas fantasmas y usando testaferros. Su objetivo era transferir supuestamente elevadas cantidades de dinero público destinado a educación y salud entre los años 2012 y 2015, para reinvertirlas en la adquisición de inmuebles tanto en México como en el extranjero.

La red de inversiones y propiedades de Duarte se extiende por Estados Unidos y España gracias a su red de testaferros y empresas opacas. Las investigaciones judiciales ya han desvelado que Duarte supuestamente compró viviendas en España con la intermediación de prestanombres como el empresario Moisés Mansur Cysneiros.